Castillo y jardín histórico de Soutomaior

Ruta de la Camelia

Destinos Observer®

Temáticas científicas


¿Por qué es interesante este Destino?

El Castillo de Soutomaior tiene su origen en el siglo XII, cuando se construyó una estructura militar y defensiva. A lo largo de los años fue evolucionando hasta llegar a emplearse como residencia de verano, construyéndose así el parque y los jardines del castillo, que son considerados ahora como el jardín botánico más importante de Galicia.

El jardín histórico del castillo de Soutomaior abarca una superficie total de 25 hectáreas en las que conviven los usos ornamental, forestal, agrícola y de conservación. De entre los más de mil ejemplares que forman parte de este jardín, es de destacar la magnificencia de los árboles incluidos en el Catálogos gallego de árboles singulares y en el Catálogo gallego de árboles monumentales.

Asimismo, el jardín del castillo de Soutomaior destaca por la colección de camelias que el visitante podrá encontrar en él. Muestra del interés de esta colección es el hecho de que, en febrero del año 2012 los jardines del castillo se convirtieran en el primer jardín de España y séptimo de Europa en ser reconocido como Jardín de Excelencia Internacional por la Sociedad Internacional de la Camelia. Además, forma parte de la Ruta de la Camelia de Galicia.


Para saber más sobre este Destino pulsa aquí...


Imágenes




Información al viajero

Comer y dormir

  •   Hoteles
  •   Restaurantes
Para hacer Turismo Científico

  •   Punto de información general a visitantes
  •   Itinerarios científicos
  •   Sinaléctica
Perfil de viajeros

  •   Público general
  •   Grupos organizados
  •   Centros educativos
  •   Investigadores científicos
Cómo llegar?

  •   Coche
Actividades destacadas de Turismo Científico

  •   Rutas botánicas

Para saber más

Historia

El origen del Castillo de Soutomaior se remonta al reinando de Alfonso VII en el siglo XII, cuando se construyó una estructura militar y defensiva en Soutomaior. El lugar fue elegido estratégicamente, ya que por su posición geográfica, que permitía estar cerca de la costa permitiendo así las comunicaciones, pero a su vez, al estar a 119 metros sobre el nivel del mar se encontraba protegido de las invasiones marítimas por parte de normandos, turcos o piratas. Además se asienta sobre un suelo fértil, perfecto para el cultivo, lo que unido al emplazamiento convertía a esta localización en idónea para señorear el feudo.

En el siglo XV, el castillo evolucionó de torre de defensa a fortaleza con doble recinto amurallado. Entre las revueltas irmandiñas, el castillo fue legado a Pedro Álvarez de Sotomayor, más conocido como Pedro Maruga, que intervino en la reconstrucción del castillo destruido durante la revuelta campesina. Existen investigaciones alrededor de su figura que apuntan a que podría ser Cristobal Colón, basándose en el paralelismo de ambas personas, ante las coincidencias entre ambos sobre amigos y rivales, así como por la toponimia ligada a las Rías Baixas que podemos encontrar en más de cien lugares del nuevo continente. Los defensores de esta teoría argumentan que Pedro Maruga habría fingido su propia muerte tras su caída en desgracia por el apoyo a Juana la Beltraneja, adquiriendo así la nueva identidad de Cristóbal Colón.

En los siglos posteriores la fortaleza vivió un largo declive debido en gran parte a pleitos familiares. Ya en el siglo XIX, la propiedad fue asumida por parte del marqués de la Vega de Armijo, ocurriendo un cambio clave en la arquitectura del castillo, ya que fue construida la “Galería de Damas”. Además empezó a emplearse como residencia de verano por parte de la familia, construyéndose el parque y los jardines del castillo, que cuenta con una gran riqueza botánica.

Ya en el año 1908 el castillo pasó a manos de María Vinyals, escritora, activista social y precursora del feminismo en Galicia, popularmente conocida como la Marquesa Roja. A lo largo de su vida hizo amistad con mujeres destacadas de la época como Emilia Pardo Bazán o Carmen de Burgos, convirtiendo el castillo en lugar de encuentro entre artistas de diferentes disciplinas. Tras enviudar, en 1909 María se casó con un prestigioso urólogo cubano, llamado Enrique Lluria, con el que fundó el Hotel Sanatorio de Lluria, ubicado en la zona de los jardines. En este se realizaban curas de “aire, luz y reposo” con tratamientos especiales en “enfermedades de la orina, artritismo, obesidad y neurasténia”.

Finalmente, la fortaleza salió a subasta en 1917, sufriendo en las décadas siguientes un nuevo periodo de decadencia, hasta que tras varias operaciones, en 1982 lo adquiere la Diputación de Pontevedra, que realiza una profunda rehabilitación.

En mayo de 2018 el castillo se reinauguró como museo gestionado por la Diputación de Pontevedra. En las diferentes salas se recoge la historia del castillo desde su origen hasta la actualidad con paneles interactivos, recupera la historia del poderoso noble del siglo XV Pedro Maruga, transita por el linaje de Sotomayor, uno de los más antiguos de Galicia, recupera los momentos en los que la fortaleza medieval pasó a ser palacio residencial transformándose en el siglo XIX en residencia veraniega de los Marqueses de la Vega de Armijo.

Entre las salas temáticas se encuentra la exposición "María Vinyals: aires progresistas en el castillo" recordando la historia de esta activista social precursora del feminismo. También se recuperan acontecimientos clave de la historia de la Galicia medieval como la revuelta Irmandiña y desarrolla la teoría de la supuesta relación entre Cristóbal Colón y los Sotomayor. 


El jardín histórico del castillo de Soutomaior

En el año 1870, Antonio Aguilar y Correa heredó el castillo de Soutomaior. Fue durante esta etapa cuando se crearon los jardines de estilo inglés que rodean al castillo y se plantaron árboles que perviven todavía en la actualidad, siendo los de mayor altura del castillo. Entre ellos se encuentran la Araucaria araucana y los ejemplares de Calocedrus decurrensCryptomeria japonicaAraucaria heterophylla o Camellia japonica entre otros.

De acuerdo con los archivos del Catastro del Marqués de la Ensenada, datados de 1752, hasta el momento de la instalación del jardín inglés, estos terrenos habían estado ocupados por tierras de cultivo, una zona de huerta, una plantación de manzanos y perales, los sotos de castaños y una granja. 

Según recogen los autores y autoras del libro "Xardíns históricos de Pontevedra. Un paseo por 20 xardíns singulares da provincia", editado por la Deputación de Pontevedra, no existe consenso sobre el diseñador de este jardín inglés. Los nombres que se barajan son el del arquitecto paisajista francés Lombard, o el del arquitecto franco-polaco Paczevich, ambos diseñadores de los jardines de diversos pazos gallegos de la época.

En cualquier caso, se sabe que la mayor parte de las plantas para el jardín fueron adquiridas en viveros, arboretos y jardines botánicos europeos, y que otra parte de ellas procede de una casa de campo situada en Oporto.

En lo que respecta a la parte de bosque que se integra dentro del actual jardín del castillo de Soutomaior, ésta fue ampliada en los años sesenta del siglo XX, cuando el castillo pertenecía a Otilia de Hostos Mccormick. En esos años se plantaron en la parte superior: cipreses, cedros, abetos rojos, falsos cipreses, calocedros, tullas, pinos, abetos, robles rojos y falsas hayas de Nueva Zelanda.

Tras la adquisición del castillo por parte de la Diputación de Pontevedra en el año 1982, el jardín pasa por un proceso de preservación y ampliación con fines culturales. En aquel momento, las 25 hectáreas con las que contaba el parque botánico fueron sometidas a un proceso de preservación y ampliación, con fines culturales. Además, se crea una colección de árboles frutales, con manzanos y perales, de variedades gallegas, se inicia la colección de camelias, se recupera el bosque autóctono y se amplía y mejora la parte de viñedo. De esta forma el jardín histórico del castillo de Soutomaior se convierte en el considerado como el jardín botánico más importante de Galicia.

Actualmente, en él pueden encontrarse más de mil ejemplares de 127 especies diferentes, pertenecientes a 40 familias botánicas. De entre ellas es de destacar la magnificencia de algunas gimnospermas,  como la araucaria, el camecíparis de Lawson, la criptomeria o la secuoya roja, algunas de las cuales se encuentran incluidas en el Catálogo gallego de árboles monumentales y en el Catálogo gallego de árboles singulares.

Destacan especialmente la colección de más de medio millar de ejemplares de camelia correspondientes a 25 especies distintas, adquiridas tanto en viveros gallegos y extranjeros como a través de donaciones. Algunos de los ejemplares de Camelia japonica son los más antiguos de Galicia.

En febrero del año 2012 los jardines del castillo se convirtieron en el primer jardín de España y séptimo de Europa en ser reconocido como Jardín de Excelencia Internacional por la Sociedad Internacional de la Camelia. Además, forma parte de la Ruta de la Camelia de Galicia.

Además, en el jardín están presentes otros elementos tales como: esculturas, dos estanques, una fuente de piedra conocida como La Fuente de La Marquesa situada al lado del ejemplar más relevante de secuoya roja del jardín, y una serie de bancos de forja y piedra repartidos a uno y otro lado de los caminos que recorren el jardín.

Especies presentes en el jardín del castillo de Soutomaior e incluidas en el Catálogo gallego de árboles singulares:

  • Camecíparis (Chamaencyparis lawsoniana)
  • Secuoya roja (Sequoia sempervirens) 43,4 m x 9,5 m (3 troncos, 140 años).
  • Araucaria de Chile (Araucaria araucana) 25,5 m x 2,4 m (140-150 años, probablemente el mayor ejemplar de España).
  • Criptomeria (Cryptomeria japonica) 28,8 m x 5,5 m (140-150 años).

    Especies presentes en el jardín del castillo de Soutomaior e incluidas en el Catálogo gallego de árboles monumentales:

    • Pseusotsuga menziesii (2 ejemplares de dimensiones 36,2 x 3,2 m y 32,6 x 4,4m ).
    • Araucaria heterophylla (domensiones: 36 x 4 m y 38,4 x 3,1 m).
    • Castanea sativa (varios pies).
    • Platanus x acerifolia (14 ejemplares).
    • Camellia japonica (un ejemplar que tiene la circunferencia de tronco más grande de Galicia y un diámetro de copa de 17 metros y está formada por 18 troncos que crecen desde la base).

      Colección de camelias:

      En la actualidad, el número de ejemplares que compone la colección de camelias del jardín histórico del castillo de Soutomaior se encuentra en revisión. En el año 2012, dicha colección contaba con 420 plantas de camelia pertenecientes a 25 especies diferentes.

      Colección de árboles frutales:

      El jardín histórico del castillo de Soutomaior cuenta con una plantación de árboles frutales en la que están representadas 77 variedades autóctonas de manzanos, 19 de perales y 16 de ciruelos. La plantación de este conjunto data del año 1987 y los ejemplares que lo forman fueron reproducidos en la Estación Fitopatológica de Areeiro en el año 1984.

      Más info en:  https://www.castelodesoutomaior.com/inicio

      Bibliografía asociada

      Castillo de Soutomaior. Página web. recurso electrónico consultado el 4 de septiembre en: castelodesoutomaior.com

      Decreto 67/2007 de 22 de marzo, por el que se regula el Catálogo Gallego de Árboles Singulares.  Diario Oficial de Galicia, 17 de abril de 2007, núm. 74.

      Rodríguez Dacal, C. y Izco, J. (2003). Árboles monumentales de el patrimonio cultural de Galicia. 2 Tomos. Consellería de Cultura, Comunicación Social e Turismo. Xunta de Galicia. 1050 pp.

      Salinero, C.; Barros, A.; Bernárdez, G.; Fernández, X.; Rigueiro, A. (2019). Xardíns históricos de Pontevedra. Un paseo por 20 xardíns singulares da provincia. Servicio de Publicaciones de la Diputación de Pontevedra. 297 pp.

      Itinerarios

      Puntos de interés del destino

      ¿Tienes alguna duda?

      Contacta con nuestro departamento de atención al cliente para cualquier pregunta sobre Observer

      Contactar

      Iniciar sesión

      ¿Has olvidado tu contraseña?