Encinar de Cruzul

Lugar de interés ecológico - Montañas de Ancares

Puntos de Interés Observer®

Temáticas científicas



¿Por qué es interesante este Punto de Interés?

El Aciñeiral de Cruzul es una de las masas de bosque de encinas mejor conservadas del territorio gallego, siendo el encinar más septentrional de Galicia, debido a las condiciones climáticas, edáficas y de pendiente. Además, en el interior podemos encontrar especies con preferencia por los suelos calizos, como el trovisco macho y diversas especies de orquídeas.


  • Para saber más sobre este Punto de Interés pulsa aquí...

  • Imágenes




    Información al viajero

    Comer y dormir

    •   Hoteles
    •   Casas Rurales
    •   Restaurantes
    Para hacer Turismo Científico

    •   APP de rutas
    •   Guías y catálogos
    •   Guías especializados en Turismo Científico
    •   Sinaléctica
    •   Empresas de actividades
    Investigación científica

    •   Especies protegidas
    Perfil de viajeros

    •   Público general
    •   Grupos organizados
    •   Centros educativos
    •   Investigadores científicos
    Actividades destacadas de Turismo Científico

    •   Ciencia Ciudadana
    Cómo llegar?

    •   Coche


    Actividades

    Astroturismo en el mejor cielo nocturno de España: Montañas de Ancares

    Observación astronómica de objetos celestes y Perseidas. Conocimiento del medio y orientación. Todo ello con equipos de observación diurna/nocturna.

    Explorer - Montañas de Ancares y Courel

    Proyecto participativo de ciencia ciudadana quiere ser un punto de encuentro entre científicos, naturalistas y gestores de estos espacios, para contribuir al avance del conocimiento sobre los recursos naturales del territorio y, al final, a la adopción de medidas de gestión idóneas para su valorización y conservación.


    Para saber más

    El Aciñeiral de Cruzul es una de las masas de bosque de encinas mejor conservadas del territorio gallego. El espacio ofrece la oportunidad de observar flora asociada a los afloramientos calizos y la estructura de estos suelos en los cortes de la carretera que sale desde el Puente de Cruzul. El aciñeiral, o encinar, es el bosque esclerófilo por excelencia. Ampliamente extendido en la península ibérica, sólo desaparece en la parte más al norte de la franja atlántica. La definición de bosque esclerófilo, nos habla de sus características, pues está conformado por árboles de hojas perennes, duras y con poca separación entre los entrenudos, las adaptaciones que los protegen de la pérdida de agua, hecho que les va a permitir sobrevivir en períodos de sequía prolongada. 

    La especie dominante es la encina (Quercus ilex), de la que se reconocen dos subespecies, la Quercus ilex subsp. ilex que en la Península Ibérica sólo está presente en las zonas más atemperadas por la influencia costera (cornisa cantábrica, costa catalana y levante), y la subespecie Quercus ilex subsp. ballota extendida por las zonas más mediterráneas y secas. Las montañas de Ancares y Courel son una zona de potencial confluencia entre las dos subespecies, si bien el Aciñeiral de Cruzul, está formado predominantemente por la subespecie ballota.

    Para la observación
    Se recomienda el acceso al Aciñeiral de Cruzul desde la carretera que parte de Puente Cruzul, donde se pode observar la amplitud del bosque, bien identificable por los tonos verdes-cenicientos del follaje de las encinas, que contrastan con el verde (en primavera y verano) u ocre (en otoño) del follaje del bosque caducifolio de castaños, robles y rebollos que conforman el Soto de Agüeira, uno de los grandes valores de la zona, protegido por la Red Natura. El límite entre los dos tipos de bosque traza de manera natural una línea recta que indica claramente por donde discurre el afloramiento calizo que permite el desarrollo del aciñeiral.

    El recorrido por esta carretera ofrece la posibilidad de observar un corte edáfico (del suelo) del aciñeiral, en el que se aprecia la textura areosa y permeable de la estrecha franja de suelo disponible, y de la propia roca caliza. De hecho, se trata del encinar más septentrional de Galicia, un área que recuerda al clima mediterráneo, pero que las condiciones del suelo y la fuerte pendiente sólo permiten que se desarrolle este tipo de bosque bien adaptado al estrés hídrico.

    En el interior del aciñeiral pueden encontrarse especies con preferencia por los suelos calizos como el trovisco macho (Daphne laureola) o la berza de perro (Mercurialis perennis), además de diversas especies de orquídeas. Junto con estas, se encuentran también otras más frecuentes en los bosques de la zona, como el heléboro (Helleborus foetidus),  la hierba becerra (Antirhinum meonanthum) o la ombliguera (Omphalodes nitida).

    Curiosidades
    La presencia de la encina en los afloramientos calizos, en áreas periféricas de su área de distribución, indica que estas poblaciones son relictos de una distribución más amplia en el pasado, cuando la especie se extendió en los períodos de clima cálido, mientras que experimentó una retracción en períodos más fríos y húmedos, en los que sólo permaneció en este tipo de sustrato.

    Esta presencia en zonas periféricas de su área excelente, pode suponer un ejemplo de selección natural de los ejemplares que soportan un rango de condiciones climáticas más amplio, que en este caso se manifiesta como una selección genética de las encinas adaptadas a la región eurosiberiana.

    Esta hipótesis fue en cierta medida refutada por uno de los estudios genéticos realizados sobre la especie, que incluía muestras recogidas en este encinar, y mostraba la relación de las encinas de Cruzul con otras poblaciones del noroeste ibérico, que se diferenciaban claramente de las restantes poblaciones.

    El aciñeiral de Cruzul, además de su interés ecológico y botánico, esconde uno de los espacios de mayor interés para la investigación paleontológica de Galicia, las Covas de Valdavara, en las que se han realizado importantes hallazgos, entre los que destaca la documentación del fósil humano más antiguo de Galicia, datado hace 17.000 años.


    Bibliografía asociada

    El estudio de este bosque fue abordado en el trabajo:
    Izco J., Amigo J. e Guitián, J. (1990): Composición, relaciones y sistematización de los bosques esclerófilos del noroeste ibérico.- Notiz. Fitosoc., 22: 83-114.

    Es abundante la literatura científica que estudia la especie Quercus ilex y sus subespecies, incluyendo estudios biogeográficos, genéticos y morfológicos, en los que se incluyeron muestras de este encinar por tratarse de una población periférica.

    ¿Tienes alguna duda?

    Contacta con nuestro departamento de atención al cliente para cualquier pregunta sobre Observer

    Contactar

    Iniciar sesión

    ¿Has olvidado tu contraseña?