Sequeiros: Construcciones tradicionales

Montañas de Ancares y Courel

Puntos de Interés Observer®

Temáticas científicas



¿Por qué es interesante este Punto de Interés?

Los sequeiros son construcciones primitivas propias de Lugo y Ourense, que servían para almacenar y secar la castaña .En la zona Sur de las montañas de Ancares y Courel, destacan los sequeiros do Mazo  Santigoso en Pobra de Brollón y Mostad en Folgoso do Courel.


  • Para saber más sobre este Punto de Interés pulsa aquí...

  • Imágenes




    Información al viajero

    Comer y dormir

    •   Hoteles
    •   Casas Rurales
    •   Restaurantes
    Para hacer Turismo Científico

    •   APP de rutas
    •   Guías y catálogos
    •   Guías especializados en Turismo Científico
    •   Sinaléctica
    •   Empresas de actividades
    Investigación científica

    •   Especies protegidas
    Perfil de viajeros

    •   Público general
    •   Grupos organizados
    •   Centros educativos
    Actividades destacadas de Turismo Científico

    •   Ciencia Ciudadana
    •   Fotografía científica
    •   Avistamiento de aves
    •   Observación de estrellas
    •   Rutas etnográficas
    Comunicarme

    •   Escasa cobertura

    Para saber más

    Los castaños ocupan un gran extensión en la cordillera del Courel. Esto se debe a las condiciones óptimas de la sierra para el desarrollo del castaño y también a la importancia secular que sus habitantes le dieron a este árbol. Del castaño extrajeron no solo madera para la construcción o para calentarse en inviernos fríos, sino también energía requerida para el arduo trabajo del campo.

    La castaña fue un alimento indispensable durante siglos en la dieta de los habitantes de este territorio. Aunque durante el otoño la abundancia de castañas era alta en todos los pueblos de la zona, el problema surgía en los meses no propios de su recogida. Para mantener su conservación y así tener castaña surgieron unas construcciones de gran valor etnográfico y patrimonial para poder guardarlas durante todo el año: los sequeiros.

    Hay sequeiros en otras zonas de Galicia, pero los conservados en el Courel tienen algunas características particulares. Generalmente se encuentran en medio de los sotos, pero también hay muchos en las aldeas. Los dos tipos se caracterizan por ser construcciones de piedra de dos pisos y techo de pizarra, en los que es llevado a cabo el proceso de secado de la castaña. Estos dos pisos están separados por un piso de láminas de madera de castaño, lisas por encima y en forma de cuña por debajo, las riplas, con dos puertas de entrada independientes. Cuando los dueños del sequeiro recolectaban una cantidad suficiente de castañas, las depositaban en el piso superior o caniceira. En él, las riplas están ligeramente separadas, lo suficiente como para que las castañas no se caigan y penetre el humo y calor producido por una hoguera (remoleiro) encendida en la planta baja.

    La hoguera tenía que encenderse día y noche durante el proceso de secado, que podía durar 15 o 20 días. A menudo los sequeiros fueron habitados permanentemente durante este proceso. Una vez que las castañas se secaban, se empacaban en sacos que eran golpeados con un tocón de madera. Este trabajo se llama pisa y permite que las frutas se despeguen. Las castañas que ya pisadas eran trasladadas a un cajón de madera (bandoxo) en el que, mediante movimientos compasados, se obtenía la separación de las castañas del resto de la piel. La castaña, ya seca, se mantenía durante todo el año, solo era necesaria una rehidratación para poder consumirla.

    Dónde encontrarlos?
    En la zona Sur de las montañas de Ancares y Courel. En concreto, en la sierra do Courel y alrededores. Destacan los sequeiros do Mazo  Santigoso en Pobra de Brollón y Mostad en Folgoso do Courel.

    ¿Tienes alguna duda?

    Contacta con nuestro departamento de atención al cliente para cualquier pregunta sobre Observer

    Contactar

    Iniciar sesión

    ¿Has olvidado tu contraseña?