Val del río Lóuzara

Lugar de interés geológico - Montañas de Courel

Puntos de Interés Observer®

Temáticas científicas


¿Por qué es interesante este Punto de Interés?

El valle del río Lóuzara es un extenso espacio natural perteneciente al Ayuntamiento de Samos, resultado de una serie de eventos tectónicos que han acabado configurando su paisaje actual entre los períodos Terciario y Cuaternario.

Sin embargo, para comprender mejor la génesis de este territorio, es necesario remontarse a la etapa de colisión con subducción entre Gondwana y Laurasia. En ese momento, además de formar la cordillera Hercínica, los materiales que antes de la colisión litigaban bajo las aguas del primitivo océano Rheico, se comprimieron, plegaron, deformaron y metamorfosearon. El resultado es el sustrato rocoso que conforma, no solo el valle del río Lóuzara y todo Courel, sino una parte muy importante del noroeste peninsular. Estos materiales fueron muy erosionados a lo largo del período mesozoico. En Galicia, esa erosión fue casi exclusivamente fluvial. En el Cenozoico, eso ha cambiado. La orogenia alpina elevó el relieve existente e indujo una nueva serie de fracturas. Como consecuencia se transforma la red fluvial. Algunos de los ríos antiguos desaparecen por completo o se asimilan en otras corrientes fluviales.

El levantamiento alpino que se produjo para compensar el aumento de grandes volúmenes de material produjo el hundimiento de otras áreas, como un juego de ascensos y descensos del nivel del suelo. Y es así como la formación del valle del río Lóuzara se produce como la conocemos en este momento. La erosión fluvial y el glaciar que ha sufrido la zona en los últimos dos millones y medio de años, han terminado por darnos a conocer al Valle. En este caso, fue el río Lóuzara, que fue engullido fuertemente durante la elevación alpina, continuando el proceso hasta la actualidad.

Par su observación

El valle del río Lóuzara es una vasta área que atraviesa cuatro parroquias del Ayuntamiento de Samos: San Xoán, Gundriz, San Cristovo y Santalla. Todos ellos conforman un entorno natural de increíble belleza gracias al caudal del río Lóuzara a lo largo de 29 km.

El río Lóuzara nace de la confluencia de varios riegos que descienden de la Sierra del Rañadoiro, en el municipio de Pedrafita de Cebreiro, entre ellos el río Louzarela. En su sección inicial, es un límite entre los Concellos de Folgoso do Courel y Samos, para ingresar a este último, donde la mayoría de ellos viaja, recibiendo varios sistemas de riego que descienden de la Serra do Oribio y los Montes de Lóuzara. Se une al río Lor en el municipio de Folgoso do Courel a unos 430 m de altura, cerca del pueblo de Touzón.

A lo largo de todo el valle, podemos observar depósitos típicos de zonas fluviales, como cascadas, llanuras aluviales, conos de vegetación y terrazas. A nivel de sedimentos, tenemos una mezcla de fragmentos de arcilla, mezclados con tipos carbonatados, así como arenas y gravas de diferentes tamaños.

El valle del río Lóuzara también permite disfrutar de fantásticos paisajes flanqueados por una exuberante vegetación principalmente autóctona: robles, castaños, abedules, acebos, hayas, avellanos, saúco y pinos. Tampoco es sorprendente encontrar alcornoques y encinas, especies vinculadas a climas más mediterráneos. Entre los arbustos abundan queirogas, piornos, tojos y retamas.

Curiosidades

En el pasado, trabajaban varios molinos y fundiciones como Gundriz o Santalla de Lóuzara. Este escenario tiene una ruta poética y escultórica en honor al poeta Fiz Vergara Vilariño (1953-1997). Este itinerario de tan solo 10 km surgió como homenaje a la figura del escritor, por parte de la Asociación Cultural Ergueito. La ruta se divide en trece etapas y presenta una obra de arte por etapa ilustrada con las palabras del escritor. El itinerario recorre los puntos relacionados con la vida del poeta.

Una de las atracciones más interesantes de este valle es la Fervenza de Augadalte, una cascada rodeada de castaños desde la cual se precipita un regato de unos 30 m. Nace en la famosa Fonte del Barro y recorre una ruta corta hasta el otoño, donde se forma una pequeña charca de agua.


Bibliografía asociada

• Vidal Romaní J. R .; Fernández Mosquera D .; Marti K. y Brum Ferreira A. De. (1999) Nuevos datos sobre la cronología del glaciar del Pleistoceno en el NO de la Península Ibérica. Cuadernos del Laboratorio de Geología de Laxe, 24, 7-30.

• Yepes J & J.R. Vidal Romaní (2004). Análisis morfológico de la red fluvial en las cuencas de Miño y Sil (Ourense). Contribuciones recientes en geomorfología, 1, 127-134

• Yepes J & J.R. Vidal Romaní (2004). Indicaciones de antecedentes en la red fluvial del SE de Galicia. Estudios geológicos, 60 (1-2), 21-35.


Imágenes



Información

Restauración y alojamiento

  •   Hoteles
  •   Casas Rurales
  •   Restaurantes
Servicios de apoyo al Turismo Científico

  •   APP de rutas
  •   Itinerarios científicos
  •   Guías y catálogos
  •   Guías especializados en Turismo Científico
  •   Sinaléctica
Perfil de visitantes

  •   Público general
  •   Grupos organizados
  •   Centros educativos


Servicios Asociados

Alojamientos acreditados

Entidades acreditadas para experiencias

Servicios complementarios


¿Tienes alguna duda?

Contacta con nuestro departamento de atención al cliente para cualquier pregunta sobre Observer

Contactar

Iniciar sesión

¿Has olvidado tu contraseña?