Cabeza de Manzaneda

Macizo Central Ourensán

Destinos Observer®

Temáticas científicas


¿Por qué es interesante este Destino?

El Macizo Central Ourensán es un conjunto  de sierras con cumbres aplanadas situado en la zona central de la provincia de Ourense. El relieve de Manzaneda, hace que durante el Cuaternario se formaran glaciares en las zonas más altas de la comunidad. En esta sierra se mezclan características atlánticas y mediterráneas, dando lugar a un gran número de hábitats.


Para saber más sobre este Destino pulsa aquí...


Imágenes




Información al viajero

Comer y dormir

  •   Hoteles
  •   Casas Rurales
  •   Restaurantes
Investigación científica

  •   Especies protegidas
  •   Seguimiento de los valores naturales
Perfil de viajeros

  •   Público general
  •   Centros educativos
Cómo llegar?

  •   Transporte público
  •   Coche
Para hacer Turismo Científico

  •   Empresas de actividades
Comunicarme

  •   Escasa cobertura
Actividades destacadas de Turismo Científico

  •   Fotografía científica
  •   Observación de estrellas

Para saber más

El Macizo Central Ourensán es un conjunto  de sierras con cumbres aplanadas situado en la zona central de la provincia de Ourense. Presenta  una forma redondeada de aspecto macizo excavado por los extremos por los profundos valles de los ríos que nacen en las cumbres. El núcleo comprende: Serra da Queixa, San Mamede, O Burgo, Fial das Corzas, Altos do Samión e Invernadeiro. Dentro de la Serra da Queixa, se encuentra la sierra de Manzaneda.

Geología
Los materiales fueron erguidos en la Era Primaria, arrasados en la Secundaria y rejuvenecidos en la Terciaria por la Orogenia Alpina. Durante el Cuaternario estuvo cubierta de glaciares, de los que se encuentran numerosas huellas en toda la zona (circos glaciares, morrenas, valles en artesa). La roca dominante es el granito de dos micas.

Las cumbres más destacadas son las de Cabeza Grande de Manzaneda (1.782 m) y Cabeza Pequena de Manzaneda (1.777 m). Esa altura excepcional hace que durante el Cuaternario (2,56 millones de años - 15.000 años antes), y coincidiendo con las etapas frías se formaran glaciares en las zonas más altas de la comunidad.  La alta zona de la serra da Queixa estuvo ocupada por un glaciar de casquete hasta los 1.250 m, y en cotas más bajas por varios glaciares de circo y lengua.

De esta época se conservan numerosas huellas, como el circo glaciar de As Lamas, en el que se observan morrenas, rocas aborregadas, etc.,  o el circo de San Lázaro, el de Regueiro y el de la Mallada dos Bois y Carlongo.

Por otra parte destaca el glaciar de Cenza. Este se desarrolla en una sucesión de llanuras hasta desembocar en Chaguazoso, una morrena lateral que se encuentran en el margen izquierdo del valle del río Cenza compuesta por grandes bloques de granito redondeado, que alcanza una impresionante magnitud. 

Menos nítidos son los restos existentes en las cumbres de Cabeza Grande de Manzaneda, en el entorno de la actual Estación de Montaña o el que denominamos complejo glaciar de Cerveira, donde el periglaciarismo se junta con el glaciarismo. En este sector, de transición hacia los Montes do Invernadoiro, también se encuentran los circos glaciares de Requeixo y Forcadas  en el  Pico Seixo.

Dentro de los ríos, destaca el Cenza, que nace en la vertiente este de Cabeza de Manzaneda. En su valle se conservan representaciones de turberas de montaña y restos del glaciarismo cuaternario, como el glaciar de Cenza y la morrena de Chaguazoso. El río salva un desnivel en rocas graníticas de más de 100 m, tratándose de la cascada más alta de Galicia en caídas indirectas. Antes del salto, forma un pequeño cañón con varios saltos más pequeños, pozas y rápidos.

Ecosistemas y biodiversidad
En esta sierra se mezclan características atlánticas y mediterráneas, lo que, unido a las distintas condiciones ambientales, da lugar a un gran número de hábitats, desde los pastizales y los matorrales de las cumbres a los bosques de valles. 

La vegetación dominante en la sierra son los pastos y el matorral formado por carquesas, uces, carpazas, retamas, piornos, arándanos silvestres, codesos, uces blancas y helechos comunes. 

En los cañones fluviales y las zonas bajas y soleadas del macizo encontramos una vegetación mediterránea formada por especies como alcornoques, encinas, madroños o la jara pringosa. Por encima de los 600 m de altura hay bosque mixto de carácter eurosiberiano formado por rebollos, abedules, avellanos, serbal de los cazadores. En las proximidades hay soutos, algunos muy antiguos, como el Souto de Rozavales, en el que se encuentra el Castiñeiro de Pumariños. Se trata de uno de los castaños con mayor perímetro de Galicia, con más de 12 m, y que supera los 500 años, estando incluido en el Catálogo galego de Árbores Senlleiras. 

Podemos encontrar un gran número de plantas endémicas y raras en Galicia, como Festuca graniticola (exclusiva del Macizo Central Ourensán), Armeria ciliata o Galium glaucum subsp. australe.

Dentro de la fauna, destacan especies de aves rapaces tan singulares como el águila real (Aquila chrysaetos), y otras como el aguilucho pálido (Circus cyaneus), el halcón peregrino (Falco peregrinus) o el búho real (Bubo bubo). Reptiles como la lagartija serrana (Lacerta monticola), o mamíferos como el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus).


Agencias


¿Quieres organizar tu viaje a Cabeza de Manzaneda? Contacta con algunos de nuestros proveedores que operan en este destino.

¿Tienes alguna duda?

Contacta con nuestro departamento de atención al cliente para cualquier pregunta sobre Observer

Contactar

Iniciar sesión

¿Has olvidado tu contraseña?