Monte Faro

Sierra de O Faro - Dorsal Gallega

Destinos Observer®

Temáticas científicas


¿Por qué es interesante este Destino?

La Sierra de O Faro (Rodeiro, Pontevedra) incluida en el conjunto de las sierras centro-occidentales que componen la Dorsal Gallega se extiende de norte a sur separando las dos cuencas fluviales más importantes de Galicia: las del Miño y el Ulla. Presenta diferentes ecosistemas como cumbres con pastizales y turberas, matorrales, bosques de robles y bosques de ribera, a los que se asocia una gran diversidad de fauna.


Para saber más sobre este Destino pulsa aquí...


Imágenes




Información al viajero

Comer y dormir

  •   Hoteles
  •   Casas Rurales
  •   Restaurantes
  •   Prohibida la pernocta
Investigación científica

  •   Especies protegidas
Perfil de viajeros

  •   Público general
  •   Centros educativos
  •   Investigadores científicos
Cómo llegar?

  •   Transporte público
  •   Coche
Actividades destacadas de Turismo Científico

  •   Fotografía científica
  •   Avistamiento de aves
  •   Observación de estrellas
  •   Rutas etnográficas
  •   Rutas botánicas

Para saber más

La Sierra de O Faro, incluida en el conjunto de las sierras centro-occidentales que componen la Dorsal Galega, se extiende de norte a sur entre los ayuntamientos de Chantada y Rodeiro, separando las dos cuencas fluviales más importantes de Galicia: las del Miño y el Ulla. En la cumbre del Faro, la Dorsal y la provincia de Pontevedra alcanzan su máxima altitud con 1.187 m.

Geología
Los materiales fueron erguidos en la Era Primaria, arrasados en la Secundaria y rejuvenecidos en la Terciaria por la Orogenia Alpina. Esta última no afectó directamente a Galicia, pero sí que originó una serie de movimientos tectónicos, con levantamiento y hundimiento de bloques, uno de los cuales es la Dorsal Galega, que recorre Galicia de norte a sur. Esta zona también presenta un interés añadido por la existencia de diversas huellas resultantes de los fenómenos periglaciares ocurridos en Galicia durante el Cuaternario, como derrumbes por gelivación.

El relieve es de formas suaves y aplanadas en las cumbres, con faldas redondeadas y abundantes fallas que están ocupadas por ríos poco encajados. 

Las rocas más comunes son esquistos, granito de dos micas y granodioritas. El granito está fuertemente diaclasado, por lo que permitió la entrada de agua en las fisuras potenciando la posterior acción erosiva del hielo durante los ambientes glaciares del período würmiense.

Ecosistemas y biodiversidad
La mayor parte del terreno está ocupado por tojos, retamas, brezos, uces y carquesas. En las cumbres llanas y húmedas hay pastizales y turberas.

Conserva bosques de abedules (Betula alba) mezclados con robles (Quercus robur) en las partes más altas y de robles (Quercus robur), melojos (Quercus pyrenaica), peral silvestre (Pyrus cordata), espino albar (Crataegus monogyna) y algún acebo (Ilex aquifolium) en los valles. En los márgenes de ríos y regatos podemos observar bosques de ribera. Una gran parte está ocupada por especies de repoblación como pinos.

Dentro de la vegetación, entre las especies de especial interés para la conservación encontramos Cladonia subgenus cladina, Narcissus bulbocodium, Narcissus triandrus, o varias especies de musgos de turbera del género Sphagnum.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la biodiversidad en la Serra do Faro es a los incendios forestales, los parques eólicos y la repoblación con especies alóctonas.

Dentro de la fauna, las especies más comunes son las de espacios abiertos (como prados o matorrales), turberas y bosques. Destaca la gran variedad de insectos, anfibios e aves.

En lo referente a los invertebrados, podemos observar una especie en peligro de extinción como el ciervo volante o vacaloura (Lucanus cervus). Anfibios como el sapo corredor (Epidalea calamita), la salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica) o la ranita de San Antonio (Hyla arborea). Y reptiles como la lagarta dos penedos (Podarcis hispanica), la culebra de collar (Natrix natrix) o la culebra de escalera (Zamenis scalaris).

En las zonas más altas, encontramos aves rapaces, algunas de gran por encontrarse amenazadas como el aguilucho pálido (Circus cyaneus) o el aguilucho cenizo (Circus pygargus). También presenta aves poco comunes y conocidas por sus hábitos nocturnos como el chotacabras (Caprimulgus europaeus), y una gran variedad de paseriformes en los bosques y aves típicamente forestales como el pico picapinos (Dendrocopos major).

Dentro de los mamíferos podemos encontrar especies habituales como lobo (Canis lupus signatus), jabalí (Sus scrofa), zorro (Vulpes vulpes), tejón (Meles meles),corzo (Capreolus capreolus) o nutria (Lutra lutra). También cuenta con una gran variedad de quirópteros, entre las que se encuentran varias especies incluidas en el Catálogo galego de especies ameazadas como el murciélago ratonero grande (Myotis myotis), el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) y el murciélago pequeño de herradura (Rhinolopus hipposideros).


Más info en:  https://www.turismo.gal/recurso/-/detalle/180111000080/monte-faro?langId=es_ES&tp=4&ctre=17

¿Tienes alguna duda?

Contacta con nuestro departamento de atención al cliente para cualquier pregunta sobre Observer

Contactar

Iniciar sesión

¿Has olvidado tu contraseña?